¿Qué son los criterios ESG y por qué son importantes para tu empresa?

La preocupación por el medioambiente es una realidad que va tomando poco a poco más relevancia. De hecho, cada vez más agentes se involucran en el asunto adoptando un rol activo. Este es el caso del sector empresarial, que ha demostrado tener una buena iniciativa y compromiso en cuanto a medidas sostenibles. 

No obstante, la sostenibilidad no se posiciona como la única preocupación en el sector empresarial. El compromiso social y el desarrollo sostenible son materias que reclaman una responsabilidad en la que debemos involucrarnos cada uno de nosotros, lo que también engloba cualquier tipo de actividad profesional, incluyendo la inversión. Por eso, van apareciendo más y más conceptos como los criterios ESG y las inversiones socialmente responsables.

Si quieres saber qué son los criterios ESG y la relevancia que pueden tener para tu empresa, no te pierdas este post.

¿Qué son los criterios ESG?

Aunque el concepto nació hace varias décadas, en los últimos años se ha convertido en la referencia de la inversión socialmente responsable. Las siglas ESG responden a los términos en inglés environmentalsocial and governance. Los criterios ESG se refieren a factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo que se tienen en cuenta a la hora de invertir en una empresa. Estos criterios corresponden a las tres áreas principales que representan los pilares de una inversión sostenible. Veamos en detalle qué abarca cada una de las letras:

Este criterio hace referencia al efecto directo e indirecto que la actividad de las organizaciones tiene sobre el medioambiente en aspectos como la emisión de gases de efecto invernadero, la protección de la biodiversidad, la eficiencia energética o la gestión de los recursos.

Abarca el impacto que una determinada empresa tiene en su entorno social o en la comunidad. En este punto debemos fijarnos en los valores corporativos de la empresa y cómo los llevan a la práctica en aspectos como los derechos de los trabajadores, las condiciones salariales, la diversidad e inclusión en la empresa. Este criterio también puede tener en cuenta otros puntos del entorno social como es la garantía de satisfacción de los clientes.

Está ligado con la gestión de gobernanza, transparencia y administración de la empresa que se realiza según sus normas y procedimientos. Este criterio tiene en cuenta aspectos como la brecha salarial, el techo de cristal o cualquier tipo de discriminación.

Los criterios ESG son un concepto que cada vez más empresas han incorporado a su lenguaje, ya que pueden ser clave para los inversores a la hora de elegir entre una u otra inversión. Para entender la relevancia de estos criterios, muy relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, es necesario comentar primero qué es una inversión socialmente responsable.

Inversión socialmente responsable

Este tipo de inversión se rige por los factores ESG y nace como respuesta a las necesidades y preocupaciones de la sociedad actual. En concreto, la inversión sostenible y responsable (ISR) es una filosofía de inversión que integra los criterios ESG en el proceso de estudio, análisis y selección de valores de una cartera de inversión.

El objetivo de este tipo de inversión es contribuir al desarrollo sostenible, que se define como aquel que “satisface las necesidades actuales de las personas sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las suyas”.

¿Por qué es importante integrar los factores ESG?

Independientemente del tamaño de la empresa, integrar los criterios ESG en la estrategia corporativa ya no es solo una opción. De hecho, se trata de un aspecto clave para los inversores, lo que sin duda beneficia a la viabilidad de una compañía. 

A día de hoy, el cumplimiento de los criterios o factores ESG en la financiación corporativa o de inversiones y proyectos puede resultar esencial a la hora de acceder a determinados mercados financieros. Por eso, es una oportunidad para que las empresas cuenten con más puertas abiertas, ya que brinda una mayor confianza por parte del mercado y un aumento del valor por parte de los accionistas.

Está claro que la responsabilidad social es un tema relevante para la comunidad de inversores, independientemente de la aparición de medidas legales que reclaman una mayor atención hacia la sostenibilidad por parte del sector empresarial. Dado que muchos inversores están incorporando criterios ESG en el proceso de inversión, integrar estos factores de sostenibilidad en la estrategia empresarial puede tener un indudable impacto en los ingresos.

 

Hacia un cambio de mentalidad

Está claro que las medidas hacia una mayor sostenibilidad y compromiso social han llegado para quedarse. Por eso, los criterios ESG deben ser considerados más como una inversión que como un coste, ya que es necesario adaptar los objetivos y estrategias empresariales a las necesidades y preocupaciones que presenta la sociedad. 

Acelerar los procesos y generar una respuesta a la crisis climática contando con el apoyo de expertos es una ventaja y en Esade Creapolis lo sabemos. Contamos con un área de sostenibilidad en la que trabajamos con el objetivo de aportar valor a la sociedad, generando un impacto positivo en el medioambiente al plantear nuevos modelos de negocio circulares, eficientes y sostenibles. 

¿Conocías los criterios ESG? Si es así, ¿compartes la relevancia que tienen estos factores para las compañías? ¡Te leemos en los comentarios!