Ordena tu oficina con el «Método Marie Kondo»

¿Quién no ha escuchado hablar sobre Marie Kondo y sus técnicas para ordenar? En concreto, el método Marie Kondo, desarrollado por esta joven japonesa, pretende hacer que cualquier tipo de estancia se vea limpia y ordenada. Desde habitaciones y cajones, hasta una casa entera.

Y es que, ¿por qué no aplicar estas técnicas de organización en nuestra oficina? Conseguir un espacio de trabajo agradable donde solo tengamos aquello que sea necesario es posible si se aplican algunas prácticas recomendadas por Marie Kondo para ordenar.

Si quieres conocer el método de Marie Kondo, saber cómo aplicar este sistema en tu oficina y los beneficios que te puede aportar, ¡no te pierdas este post!

ordenar la oficina con el método marie kondo

Método KonMari: ¿qué es?

Marie Kondo es una empresaria, autora y consultora del orden originaria de Japón. En su libro, La magia del orden, explica las claves del método Marie Kondo, también conocido como método KonMari.

Aplicar el método KonMari en tu espacio hará que este se “transforme”. Y es que podrás tener todo a mano y a la vista sin sentir que hay demasiados objetos. Normalmente, no se trata de que la oficina sea un espacio demasiado pequeño, sino que más bien tendemos a guardar demasiados objetos que realmente no necesitamos. Esto genera confusión y falta de claridad a la hora de tomar decisiones en el entorno laboral.

Contar con un espacio ordenado y limpio hará que nos sintamos más cómodos y relajados, por lo que trabajar será mucho más fácil en un lugar así, ya que el rendimiento y la motivación serán mayores.

beneficios del método konmari

¿Por dónde empezar a ordenar con Marie Kondo?

En pocas palabras, podemos concentrar las prácticas del método de Marie Kondo en dos cosas: deshacerte de varias cosas y ordenar muy bien aquellas que hayas decidido conservar. A continuación, detallamos algunos pasos clave para conseguir un espacio de trabajo libre de caos:

El primer paso en el método KonMari es hacer una buena limpieza. Empieza por apartar todo aquello que no necesites, evitando que tu oficina sea un espacio lleno de papeles, carpetas y bolígrafos. De esta forma, obtendrás unas cuantas cosas que sí necesitas conservar y verás que el espacio de tu oficina no es tan pequeño como parecía antes.

Una vez consigas seleccionar todo aquello que conservarás, debes ordenarlo por categorías. Por ejemplo, puedes guardar todo el material de oficina conjuntamente. Así, podrás identificar a simple vista si alguna de las cosas está repetida o si realmente la necesitas. Muchas veces tenemos las cosas distribuidas en varios sitios, sin tener claro la cantidad de cosas que tenemos de la misma categoría.Y es que, tal y como indica el método Marie Kondo, agrupar aporta claridad.

Asigna un lugar para cada cosa, de forma que sea más fácil localizar cualquier objeto cuando lo necesites. Cuando clasifiques los objetos, puedes tener en cuenta la frecuencia con la que los usas y poner a la vista aquellos que utilizas de manera habitual.

Eso sí, existe una regla en el método KonMari: no se permite dejar material encima de la mesa con la excusa de tenerlo a mano. Cada objeto debe tener su lugar y, para ello, puedes ordenarlos haciendo uso de módulos, bandejas o cajones.

El método de Marie Kondo fomenta el almacenaje en vertical, ya que así se puede sacar más partido del espacio y las cosas se encuentran más a la vista. Aunque solemos almacenar en horizontal, hacerlo siguiendo este sistema te ayudará a “hacer crecer” tu espacio y a encontrar todo más rápidamente.

Para conseguir un espacio claro y limpio, Marie Kondo aconseja evitar el uso de etiquetas o al menos de que estas se vean a simple vista. De esta manera, el espacio visual se verá limpio y claro, lo que te ayudará a concentrarte y reflexionar.

Cierto es que normalmente no necesitamos todas las cosas que tenemos, pero algunas de ellas nos hacen sentir a gusto y felices. Pues bien, esas son las cosas que debemos intentar conservar a nuestro alrededor según el método Marie Kondo.

A la hora de incorporar algo nuevo a la oficina, debemos aplicar el mismo principio. ¿Realmente lo necesitas? ¿Te aportará felicidad? Si la respuesta a ambas preguntas es , incorpóralo a tu oficina. En cambio, si solo es un objeto más o ya tienes otro que cumple la misma función, puedes olvidarte de él. Ahora bien, si cuidas de los objetos que hayas decidido sumar a tu espacio, estos te durarán más, lo que indirectamente será más sostenible.

marie kondo oficina ordenada

Aplica el método de Marie Kondo en tu oficina

Sin duda, este sistema no solo es útil a la hora de ordenar una casa, sino cualquier tipo de espacio. Ordenar tu oficina siguiendo el método KonMari te permitirá mejorar la claridad y la concentración a la hora de trabajar, lo que sin duda beneficiará a la productividad.

¿Conocías el sistema Marie Kondo? ¿Lo has aplicado en tu oficina? ¡Cuéntanos en los comentarios!