Qué es un afterwork y cómo beneficia a tu equipo

Hoy en día es muy frecuente pasar más horas con las personas que te acompañan en el ambiente laboral que con familia o amigos. Por eso, disfrutar de un rato de desconexión con los compañeros con los que compartimos largas jornadas puede ayudar no solo a forjar relaciones entre compañeros, sino también a afrontar el día a día con una mejor actitud .

Después de horas de trabajo, reuniones y muchos emails en la bandeja de entrada, al salir de trabajar hay cada vez más adeptos a asistir a un afterwork y liberar tensiones. Si quieres saber qué es un afterwork y qué beneficios puede tener tanto para los equipos como para la empresa, ¡no te pierdas este post!

¿Qué es un afterwork?

Seguramente el afterwork es una costumbre que ya se venía haciendo desde hace algunos años, pero ha sido recientemente cuando se le ha asignado un nombre. El significado de afterwork, también conocido como afteroffice, responde a una reunión informal con los compañeros de trabajo que tiene lugar después de haber concluido la jornada laboral. Normalmente, estos encuentros suelen realizarse en lugares cercanos a la oficina, cambiando así el entorno de reunión para poder desconectar, relajarse y divertirse.

Este concepto tiene su origen en la cultura anglosajona y tiene como objetivo la distracción de las tareas y responsabilidades que se acumulan a lo largo de las jornadas laborales, que pueden convertirse en estrés. Se trata de una tendencia que parece que parece haber llegado para quedarse, puesto que son muchos los trabajadores que se reúnen una vez concluye su horario laboral para tener una charla mucho más distendida que la usual en cualquier reunión.

Y es que, lo que pudo haber empezado como una iniciativa de los propios trabajadores, ha parecido instaurarse en la filosofía de algunas empresas, ya que actualmente incluso son las propias compañías las encargadas de organizar este tipo de reuniones.

Afterwork: descubre sus beneficios

Como comentábamos, son muchas las empresas que llevan a cabo actividades similares al afterwork, ya que la consecuencia directa que se genera no es otra más que el bienestar de los equipos. Indirectamente, este tipo de actividades de distracción repercute de manera muy positiva en los índices de productividad y rendimiento de los empleados. 

Te contamos a continuación algunos de los beneficios más remarcables del afterwork:

Creación de team building

Este encuentro fomenta las relaciones entre empleados y ayuda a la hora de crear una unidad y compenetración en los equipos. Y es que trabajar con una persona no tiene por qué implicar compartir muchas horas a lo largo del día sin saber mucho más sobre su vida. Es importante que los equipos se conozcan a un nivel más personal para entender algunas de las situaciones que pueden darse en el día a día.

Espacio ideal para el networking

Normalmente, los afterwork tienen lugar en locales situados cerca de oficinas. Por eso, es muy posible que coincidan en el mismo local trabajadores de distintas oficinas. Por ello, el afterwork se convierte en una oportunidad maravillosa para entablar relaciones con otros profesionales e incluso para practicar networking

Mejora del rendimiento y la motivación del equipo de trabajo

Guardar un hueco para poder bajar el nivel de estrés que suele estar presente en el día a día de las jornadas de trabajo, ayudará a motivar a los equipos y a mejorar su rendimiento. De hecho, puede que el afterwork sea el espacio idóneo para limar posibles asperezas entre algún miembro del equipo.

 

Percepción de una semana más corta

Los equipos perciben que la semana pasa más rápido si se celebra un afterwork, ya que les permite “oxigenarse” gracias a la desconexión y recobrar fuerzas.

Sin duda, los beneficios del afterwork están más que demostrados. Además, cabe destacar que la organización de este tipo de encuentros no conlleva una gran inversión de recursos, ya que se realiza fuera del horario laboral y, normalmente, se trata de un encuentro informal. Tal es la buena acogida de los afterwork que ya son muchos los managers y responsables que se unen a este tipo de reuniones, lo que les permite conocer a los equipos de una manera más distendida.

En conclusión

Parece que los afterwork han llegado para quedarse. De hecho, son muchos los sectores que han adoptado esta práctica, llevándola a cabo con sus equipos. Puede decirse que muchos trabajadores perciben el afterwork como una bocanada de aire fresco que les ayuda a percibir las jornadas con una actitud más positiva.

Y tú, ¿has asistido a algún afterwork? No nos queda ninguna duda de que, después de ver todos los beneficios, ¡querrás organizar uno!