Tecnologías disruptivas: hacia una sociedad más resolutiva

En los últimos 30 años, y gracias a los avances tecnológicos, hemos vivido una auténtica transformación en nuestra vida diaria. La llegada del ordenador portátil o el smartphone, entre otros, nos ha empujado a mejorar nuestros hábitos de vida.

Y este avance tan frenético que provocan las tecnologías disruptivas, está llegando a todos los campos del conocimiento humano.

Las sociedades avanzan con el objetivo común de mejorar la calidad de vida de las personas. La innovación disruptiva consigue agitar los principios y costumbres, cambiando la forma de trabajar, vivir, y hasta de comportarse de los ciudadanos.

¿Qué es la tecnología disruptiva?

La tecnología disruptiva es todo desarrollo tecnológico nuevo e innovador, que hace que cualquier tecnología previa quede obsoleta.

Se materializa a través de la introducción de nuevos productos y servicios que incorporan cambios notables en los hábitos de consumo, e influyen en la forma de trabajar, la manera de pensar e, incluso, el comportamiento de las personas.

Una misma innovación disruptiva puede introducir de forma simultánea cambios positivos y negativos. Por ejemplo, los smartphones nos facilitan la vida de mil maneras pero, al mismo tiempo, nos aíslan un poco de las relaciones sociales.

El uso de las tecnologías disruptivas permite el avance de la sociedad en muchos aspectos.

Gracias a la innovación es posible mejorar los precios, con unos costes de producción más optimizados. Además, fortalece a las compañías y aumenta la capacidad de respuesta ante los cambios de paradigma de los tiempos actuales.

Los modelos de negocio disruptivos

Por otro lado, están los modelos de negocio disruptivos, que establecen formas novedosas de relacionarse con el consumidor.

Uno de los ejemplos más notables de modelo de negocio disruptivo lo encontramos en las empresas que ofrecen servicios de transporte en vehículos con conductor. La novedad de este tipo de negocios está en conectar a los conductores con los clientes; de esta manera, consiguen convertir las ciudades en lugares mucho mejores para vivir.

Beneficios del modelo de negocio disruptivo

Estos modelos de negocio tan innovadores plantean nuevos retos que traen consigo todos estos beneficios:

¿Cómo beneficia el pensamiento disruptivo a una empresa?

En esta sociedad donde la tecnología avanza a pasos agigantados, y los mercados cambian de manera constante, el pensamiento disruptivo es una de las habilidades con la que deben contar las personas que forman parte de las organizaciones.

El pensamiento disruptivo permite tomar decisiones más allá de los convencionalismos; es indispensable para poder dar una respuesta rápida y eficaz a los nuevos retos que se presentan cada día.

pensamiento e innovación disruptiva

Ejemplos de innovación disruptiva

A continuación, veremos algunos ejemplos muy actuales de tecnología disruptiva que se encuentran integrados en la sociedad. 

Coworking

Sin lugar a duda, un espacio coworking es el mejor ejemplo de innovación disruptiva. Este modelo de negocio abre un sinfín de oportunidades para todo tipo de empresas y freelancers.

Gracias al coworking, el intercambio de ideas y la colaboración, ayudan al crecimiento de organizaciones y profesionales. Es una apuesta en la que todos ganan.

Oficinas virtuales

Con la llegada del Covid-19, se ha hecho común encontrarnos con empresas que ofrecen estos servicios. Las oficinas virtuales son el punto intermedio entre una oficina física y el teletrabajo. Gracias a estos nuevos espacios las empresas han experimentado una reducción de costes y un aumento en su productividad.

Desde Esade Creapolis, estamos al día de los avances tecnológicos, por ello, en nuestro espacio coworking puedes encontrar distintos servicios de oficinas virtuales.

Estamos contigo en tu camino hacia el éxito. Porque creemos en los modelos de negocio disruptivos, queremos ayudarte a ser la siguiente compañía que consiga mejorar la calidad de vida de las personas. ¿Nos cuentas tu proyecto?